Ir al contenido principal

Personalmente, corazoncitos de limón

Personalmente
Click para escuchar

Cuando empecé con la idea del blog de cocina, pensé… mantenerlo actualizado va a ser más fácil que en mis otros intentos. La cuenta era fácil, cocino todos los días, o casi.  Todos los días me pasan cosas y mi vida sin música solo transcurre mientras estoy dormida. Es más, ni eso, porque más de una vez he tenido sueños musicalizados.
Cuando lo abrí, inmediatamente pensé, qué locura, es imposible. Aunque cocine, aunque la rutina sea un montón de cosas que me pasan (y pesan)  y la música, una constante entre mil variables que me impulsa, que me inspira, es imposible.  Imposible, porque cocino todos los días, o casi, porque todos los días me pasan cosas, porque trabajo miles de horas…
Pero,  también, era imposible terminar una carrera, enamorarme, vivir sola, mantener un trabajo, una gata y cocinar. Personalmente, creo que  puede ser una locura…pero seguiré intentando, como con esas recetas que no salen, como con la prolijidad que se me niega…porque era imposible, pero hoy paso mis tardes en mi casita, con Mona, y tomo mate con mi amor mientras (nos) cocino corazoncitos de limón.

Corazoncitos de  limón
Ingredientes
  • 100 gs de manteca
  • 150 gs de azúcar
  • 2 huevos
  • 350 g de harina leudante
  • 100 g de fécula de maíz
  • 1 cda de ralladura de limón
Primero hay que unir la manteca pomada con el azúcar, una vez que está blanquito le agregan la ralladura de limón y los huevos.
Una vez que todo eso está unido agregan los secos y dejan enfriar la masa en la heladera, media hora en lo posible.
Estiran la masa  y con un cortador, o en su defecto un vaso, le dan las formas.
Si quieren pueden pintar con clara de huevo y espolvorear con azúcar.
Lo llevan a horno suave, hasta que están firmes o doraditas según las quieran más blanditas o crocantes.
Como la masa tiene fécula van a durar un poco más, les recomiendo que las guarden bien, en una cajita de lata o una bolsita con cierre zip.


Dedicado a todo aquel que sigue intentando imposibles.
Y a mi querida amiga y sus bellas cajitas, Antonella.
http://enflorcactus.blogspot.com/

Comentarios

  1. como me gusta leerte :)
    joss

    ResponderEliminar
  2. Gracias Joss, qué lindo comenzar el día con tu comentario :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vuelvo a la cocina, como se vuelve siempre al amor

Cocinar siempre me hizo sentir libre, me dije  en un cuento. En un juego donde me desdoblo, combino y convivo.
Me alejo de mi en búsquedas impropias, el espejo tiene lo inevitable. Un temor como un tango, postales de nostalgia, sonrisas apretadas, listas otra vez.
Aquí estoy, un poquito más lejos de todas las que intenté ser y unos cuantos metros más cerca de todas esas voluntades que me tocan la puerta. Vuelvo una vez más, porque vuelvo una vez más a mi. A la nena que rindió un examen de dibujo con un cuento, a la mujer que compra una guitarra.
Vuelvo, en corazón, con corazón, como vuelve mi recuerdo al limonero, a las manos de mi abuela en el engrudo de la masa.
Vuelvo con todas las veces, las voces, los intentos. Aroma y sabor es armonía, como las que tejen las cuerdas de una guitarra, como las que enlazan la palabra o revuelven la cuchara.

Pastel de Papas vegetariano o cómo asistir a la coincidencia

Hacía días estaba tentada de pastel de papas, hurgaba en mi memoria ingredientes, recetas para adaptarlo a mi nueva realidad sin carne en la dieta. La idea que pisaba más fuerte era  hacer un guiso de lentejas y usarlo como relleno.

En el mientras tanto las coincidencias asistían a mis días. Una canción que subí la estaba ensayando un amigo con su banda, mi amor por una araña caricatura en el amor por una real entre otro contacto de mi amigo. Las coincidencias se amplificaban cada vez más. Los amigos son un poco esa coincidencia en el abrazo que un día te reinicia.

La casualidad o el accidente, a veces, es eso que no vemos por tener la cabeza demasiado ocupada en otra cosa y lo demás está ahí, tan dispuesto  a mostrarse como mis lentejas brotando en la heladera.
Porque al fin y al cabo estoy acá para transmitirles mi receta de pastel de papas y lentejas.

Como les contaba, las lentejas que había remojado brotaron, así que decidí condimentarlas con ají molido, pimentón, comino y ajo jun…

Budín de Cítricos y mermelada de frutas de estación

Es tiempo de cítricos, de manzanas y de peras. Entonces, toca comerlos, usarlos y buscar diversas maneras de conservarlos también.



Así que con la excusa de visitar a mis vecinos que están esperando su primer hijo, empecé a buscar recetas de budín de mandarinas. Ya tenía hecha un dulce de pera, mandarina y naranja con jengibre.
Lo hice a ojo, corté en cubos la pera y la manzana, exprimí la naranja, le saqué todo lo blanco a la cascara y la corté en tiritas y puse tres ruedas pequeñas de jengibre. Dejé macerando todo con azúcar unas dos horas y después al fugo hasta que redujo y tenía punto mermelada.

Para el budín, batí 3 huevos con una taza de azúcar orgánica, cuando estaba espumoso agregué el jugo de las naranjas y las cáscaras y licué (sino pueden agregar ralladura y seguir batiendo). Sumé 3/4 taz

a de aceite de coco (pueden usar otro aceite neutro) y dos tazas de harina integral con dos pizcas de bicarbonato de sodio y sal.

Aceité un budín y le puse cacao amargo en lugar de harina,…