Ir al contenido principal

Mona la cazadora






A Mona le gusta correr por el departamento tras mis tobillos mientras pega zarpazos, y mordiscones. También, suele dar saltos en el aire, intentando adueñarse de imperceptibles pelusas. Otra cosa que le apasiona son mis cortinas naranjas, trepa alto, muy alto para después esperar que yo, su madre sustituta, la rescate. Le gusta el atún, su ratón de peluche y los mimos.
Unas noches atrás se quedó obnubilada por la sonoridad de la tele, sin poder ignorar aquellas piezas de colores que se movían con gracia y velocidad. Observé como su cuerpito realizaba un pequeño vaivén con su manito levantada, pero no le presté demasiada atención. 
El sábado fue puro remoloneo matutino, entre mimos y ronroneos Mona atacó mis manos, pies y rodillas; el almohadón y miles de pelusas juguetonas también fueron víctimas de sus manitos y dientes.
Hasta que no lo pudo evitar, ese pajarito azul dentro del televisor  era demasiado tentador, cantaba despiadadamente, volaba alto y virtuoso, la tentación fue inmensa para Mona. Uno, dos, tres, cuatro y ZAS! Con un salto en alto digno de olimpíada Mona se estampó contra el televisor para caer al suelo resignada y vencida.
Por la mirada desafiante de Mona hacia el televisor, la redacción cree que habrá una segunda parte de esta historia.





Budines

Esta receta es básica, ya que sirve para hacer budín de vainilla, de limón, marmolado, con miel y jengibre, etc.
Yo les voy a dar la receta para un budín pequeño, si lo quieren más grande sólo tiene que aumentar en proporción las cantidades

Ingredientes

·         1 Huevo
·         100 gs. De Azúcar
·         20 cc. Aceite neutro (girasol)
·         100 cc. De leche
·         Harina leudante cantidad necesaria


Primero baten el huevo con el azúcar hasta que quede bien blanquito y espumoso, después agregan el aceite y baten un poco más.
Agregan la leche  y mezclan bien, por último van agregando la harina tamizada de a poco, calculen para estas proporciones 300gs. pero no es exacto, yo les aconsejo que vayan integrando de a 100 gs.  La cantidad de harina no se las preciso porque va a variar según el tamaño del huevo y del saborizante que usen, si lo van a hacer de chocolate y usan cacao amargo va a llevar menos harina.

Yo a veces le pongo sólo extracto de vainilla, otra cascarita de limón, o miel y jengibre en polvo. También pueden separar la preparación en dos, ponerle una cucharadita de cacao en polvo a una parte y hacer marmolado, intercalando en el molde la parte de vainilla y chocolate.

Vuelcan la preparación en molde enmantecado y enharinado y lo mandan al horno en horno suave alrededor de 20/30 minutos. Está listo cuando lo pinchan y no se les pega la masa al cuchillo, no digo seco, porque al tener aceite es un budín un poco más húmedo.

Tip: Si le ponen nueces o frutas abrillantadas les aconsejo que las pasen por harina para que no se les vayan al fondo.
Tip2: Si lo hacen de chocolate pueden usar aceite de oliva, le da un saborcito muy rico!

Comentarios

  1. Ani, soy Alejandra del blog de Wasaby Veo que tenes este blog y nada que ver, pero como no quiero que quede publicado mi correo en el blog te lo mando por aqui. Sera que si voy a la reunion del viernes no me echan? beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo comenté algo acá... ¿no salió? =(

    ResponderEliminar
  3. No me acuerdo... lo escirbí el día siguiente al que publicaste esto =(
    Buaaaaaaa =(
    Puse algo sobre la gata y que no puedo tener budines en casa porque me los como todos el mismo día, es adictivo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vuelvo a la cocina, como se vuelve siempre al amor

Cocinar siempre me hizo sentir libre, me dije  en un cuento. En un juego donde me desdoblo, combino y convivo.
Me alejo de mi en búsquedas impropias, el espejo tiene lo inevitable. Un temor como un tango, postales de nostalgia, sonrisas apretadas, listas otra vez.
Aquí estoy, un poquito más lejos de todas las que intenté ser y unos cuantos metros más cerca de todas esas voluntades que me tocan la puerta. Vuelvo una vez más, porque vuelvo una vez más a mi. A la nena que rindió un examen de dibujo con un cuento, a la mujer que compra una guitarra.
Vuelvo, en corazón, con corazón, como vuelve mi recuerdo al limonero, a las manos de mi abuela en el engrudo de la masa.
Vuelvo con todas las veces, las voces, los intentos. Aroma y sabor es armonía, como las que tejen las cuerdas de una guitarra, como las que enlazan la palabra o revuelven la cuchara.

Pastel de Papas vegetariano o cómo asistir a la coincidencia

Hacía días estaba tentada de pastel de papas, hurgaba en mi memoria ingredientes, recetas para adaptarlo a mi nueva realidad sin carne en la dieta. La idea que pisaba más fuerte era  hacer un guiso de lentejas y usarlo como relleno.

En el mientras tanto las coincidencias asistían a mis días. Una canción que subí la estaba ensayando un amigo con su banda, mi amor por una araña caricatura en el amor por una real entre otro contacto de mi amigo. Las coincidencias se amplificaban cada vez más. Los amigos son un poco esa coincidencia en el abrazo que un día te reinicia.

La casualidad o el accidente, a veces, es eso que no vemos por tener la cabeza demasiado ocupada en otra cosa y lo demás está ahí, tan dispuesto  a mostrarse como mis lentejas brotando en la heladera.
Porque al fin y al cabo estoy acá para transmitirles mi receta de pastel de papas y lentejas.

Como les contaba, las lentejas que había remojado brotaron, así que decidí condimentarlas con ají molido, pimentón, comino y ajo jun…

Budín de Cítricos y mermelada de frutas de estación

Es tiempo de cítricos, de manzanas y de peras. Entonces, toca comerlos, usarlos y buscar diversas maneras de conservarlos también.



Así que con la excusa de visitar a mis vecinos que están esperando su primer hijo, empecé a buscar recetas de budín de mandarinas. Ya tenía hecha un dulce de pera, mandarina y naranja con jengibre.
Lo hice a ojo, corté en cubos la pera y la manzana, exprimí la naranja, le saqué todo lo blanco a la cascara y la corté en tiritas y puse tres ruedas pequeñas de jengibre. Dejé macerando todo con azúcar unas dos horas y después al fugo hasta que redujo y tenía punto mermelada.

Para el budín, batí 3 huevos con una taza de azúcar orgánica, cuando estaba espumoso agregué el jugo de las naranjas y las cáscaras y licué (sino pueden agregar ralladura y seguir batiendo). Sumé 3/4 taz

a de aceite de coco (pueden usar otro aceite neutro) y dos tazas de harina integral con dos pizcas de bicarbonato de sodio y sal.

Aceité un budín y le puse cacao amargo en lugar de harina,…