Ir al contenido principal

Panes High Hopes


“El libro que empecé se apiló arriba del otro libro que había empezado, arriba  de las fotocopias que imprimí, sobre la última edición de mi revista preferida.  Los ruidos no me dejan concentrar y el cansancio fue la excusa perfecta para dejar marchitar las flores del balcón.
Es una elección, la misma que me permite distinguir el ruido de la  música o el mal humor ajeno del propio.”

Me  la pasé buscando rimas, o historias, pero todo me parecía cursi, o demasiado obvio (la rutina, el cansancio, etc.)  Las ideas se me apilaban como los libros  y quedaban aplastadas. Quizás sea obvio, o quizás no haya una cadena de palabras perfectas para cada historia, como tal vez  no encuentre los ingredientes perfectos para cada receta y sea el capricho o la intuición la que reine, pero a mi está canción me da ganas de hacer pan, de tener la cuevita calentita,  de ver a Mona cerca del horno buscando calor y alguna sobra.
Esas ganas de esperar (esperanzas) para  descubrir, casi mágicamente,  un bollo tibio y gigante debajo del repasador.  Esas ganas de dar forma a un conjunto de cosas que separadas son otras, que se renuevan sin olvidar su esencia, como las fotocopias, la revista y los libros.

Pan Integral de oliva y romero 
Este pan es bien saladito, como para acompañar unos huevos revueltos o en una picadita. Es ideal para tenerlo congelado y darle vida uno de esos días que llegamos tarde y no queremos descartar la probabilidad de una cena rica pero rápida y sencilla.
Ingredientes
·         800gs Harina Integral Fina
·         200gs Harina común
·         Aceite de oliva
·         Agua tibia
·         10 gs. De levadura seca
·         Romero Seco
·         Sal Gruesa para la cubierta
·         Romero fresco para la cubierta
·         Sal común (para la mezcla, pero pueden obviarla ya que la sal de la cubierta va a equilibrar si le falta sal a la masa)

Primero mezclan las harinas y  el romero seco, si usan sal es el momento de agregarla,  hacen un hueco y suman la levadura seca con una cucharadita de azúcar (opcional). Agregan el aceite de oliva y arenan (van integrando la harina y aceite con la  yema de los dedos), una vez que absorbió todo el aceite van agregando agua tibia. Calculen un 60% de agua x peso de secos, vayan agregando de a poco, no es exacto porque las harinas varían mucho. La unen bien y la dejan reposar no más de diez minutos para que la masa se relaje, así es más fácil amasar. Una vez que se relajó la amasan, la idea es que quede una masa lisa para que cuando lo lleven al horno no se “abra” y quede desprolijo, cuanto más suave y ligero es el amasado más lisa va a quedar. Una vez terminado el amasado la dejamos relajar nuevamente  y la llevamos a una placa untada con aceite, estiran la masa y con los dedos hacen pocitos (sin perforar la masa) para ubicar el romero fresco y la sal gruesa. Ojo que con las cantidades que les pasé sale más de una placa, tienen dos opciones separar  masa cruda y congelarla así. Congelar masa cruda es una buena opción para lo que no les gusta el pan descongelado o cocinar todo y congelarlo ya cocido en porciones.
Lo llevan a horno medio, dependiendo el tamaño de la placa es lo que va a tardar, tiene que estar la base doradita. 

Opción Pan Integral con sésamo
Esta es una opción más flexible, a mi me encanta combinarlo con miel y hacer un desayuno bien poderoso acompañado de unos matecitos.  Aunque también va para un sándwich de salmón y queso o una hamburguesa casera con mostaza de Dijon o para untar hummus.
·         800gs Harina Integral Fina
·         200gs Harina común
·         Aceite de canola (puede ir oliva)
·         10 gs. De levadura seca
·         Agua tibia
·         Sal a gusto
El proceso de amasado  es igual que el anterior, sólo que en el momento que agregábamos el romero fresco agregan las semillas. A la hora de bollar queda mejor darle formita de pan o hacer un bollito y aplastarlo (como para hamburguesa). Luego los pintan con leche y le agregan el sésamo por arriba.


Comentarios

  1. sos una poeta, me encanta con el relato me transportaste a esas novelas que leia de chica, a otro tiempo en el cual eran importantes aun las pequeñas cosas, y no el ultimo celular..o el jean de marca...gracias muy lindo e inspirador
    ceci

    ResponderEliminar
  2. Guau, que rico!! Este finde amaso! No hay nada mas lindo que sentir ese olorcito en la casa cuando uno hace pan casero.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso lo que escribís, como siempre. Hacer pan es lo mas lindo del mundo!!!

    ResponderEliminar
  4. Que rico!! Hoy me desperté con ganas de amasar, voy a probar el de romero, me suena rico rico! =D

    ResponderEliminar
  5. Ani:
    Tengo listo mi blog de cocina.
    Esta es la URL:
    http://www.elrecopiladordesabores.blogspot.com/
    Mario

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vuelvo a la cocina, como se vuelve siempre al amor

Cocinar siempre me hizo sentir libre, me dije  en un cuento. En un juego donde me desdoblo, combino y convivo.
Me alejo de mi en búsquedas impropias, el espejo tiene lo inevitable. Un temor como un tango, postales de nostalgia, sonrisas apretadas, listas otra vez.
Aquí estoy, un poquito más lejos de todas las que intenté ser y unos cuantos metros más cerca de todas esas voluntades que me tocan la puerta. Vuelvo una vez más, porque vuelvo una vez más a mi. A la nena que rindió un examen de dibujo con un cuento, a la mujer que compra una guitarra.
Vuelvo, en corazón, con corazón, como vuelve mi recuerdo al limonero, a las manos de mi abuela en el engrudo de la masa.
Vuelvo con todas las veces, las voces, los intentos. Aroma y sabor es armonía, como las que tejen las cuerdas de una guitarra, como las que enlazan la palabra o revuelven la cuchara.

Pastel de Papas vegetariano o cómo asistir a la coincidencia

Hacía días estaba tentada de pastel de papas, hurgaba en mi memoria ingredientes, recetas para adaptarlo a mi nueva realidad sin carne en la dieta. La idea que pisaba más fuerte era  hacer un guiso de lentejas y usarlo como relleno.

En el mientras tanto las coincidencias asistían a mis días. Una canción que subí la estaba ensayando un amigo con su banda, mi amor por una araña caricatura en el amor por una real entre otro contacto de mi amigo. Las coincidencias se amplificaban cada vez más. Los amigos son un poco esa coincidencia en el abrazo que un día te reinicia.

La casualidad o el accidente, a veces, es eso que no vemos por tener la cabeza demasiado ocupada en otra cosa y lo demás está ahí, tan dispuesto  a mostrarse como mis lentejas brotando en la heladera.
Porque al fin y al cabo estoy acá para transmitirles mi receta de pastel de papas y lentejas.

Como les contaba, las lentejas que había remojado brotaron, así que decidí condimentarlas con ají molido, pimentón, comino y ajo jun…

Budín de Cítricos y mermelada de frutas de estación

Es tiempo de cítricos, de manzanas y de peras. Entonces, toca comerlos, usarlos y buscar diversas maneras de conservarlos también.



Así que con la excusa de visitar a mis vecinos que están esperando su primer hijo, empecé a buscar recetas de budín de mandarinas. Ya tenía hecha un dulce de pera, mandarina y naranja con jengibre.
Lo hice a ojo, corté en cubos la pera y la manzana, exprimí la naranja, le saqué todo lo blanco a la cascara y la corté en tiritas y puse tres ruedas pequeñas de jengibre. Dejé macerando todo con azúcar unas dos horas y después al fugo hasta que redujo y tenía punto mermelada.

Para el budín, batí 3 huevos con una taza de azúcar orgánica, cuando estaba espumoso agregué el jugo de las naranjas y las cáscaras y licué (sino pueden agregar ralladura y seguir batiendo). Sumé 3/4 taz

a de aceite de coco (pueden usar otro aceite neutro) y dos tazas de harina integral con dos pizcas de bicarbonato de sodio y sal.

Aceité un budín y le puse cacao amargo en lugar de harina,…