Ir al contenido principal

Onda Tarta

Hay comidas coloridas, aromáticas, sabrosas, picantes, agridulces, deliciosas y hay comidas de oficina. Cuál si no la tarta se convirtió en el plato por excelencia de oficinistas. Es barata y rápida, saca el hambre y nos permite dejar el cerebro en reposo de pensamiento. Hay de espinaca, de calabaza, de pollo, de jamón y queso, una opción triste y gris para salir del paso. Hoy les propongo una receta para hacer en casa y congelar en porciones, una tarta colorida, una tarta con onda para ponerle onda a la oficina, Onda Tarta.
Atención amantes de las dietas! Está receta tiene todo eso que ustedes quieren evitar, pero una gran ventaja, una porción alcanza para saciar el hambre laboral, es muy sabrosa y nos ayuda a incorporar mucha variedad de verduras.


La base es una masa quebrada que pueden usarla para otros rellenos, e incluso jugar con su color mediante especias, pueden usar cúrcuma y dotarla de amarillo o enrojecerla con pimentón, o simplemente elegir alguna hierba seca que les guste para que le de más sabor.

Para la masa

250gs de harina 0000
125gs de manteca fría
1 Huevo
1 Yema
25cc Agua (aprox.)
5gs Sal (aprox.)
 

Tienen que hacer un arenado con la manteca fría y la harina con la sal (+ el condimento que hayan elegido), una vez listo agregan el huevo y la yema y siguen uniendo. Es muy importante no amasar para que el calor de las manos no ablande demasiado la manteca. Una vez integraron los huevos agregan el agua de a poco y la dejan descansar en la heladera al menos media  una hora.

El Relleno

1 zanahoria
1 cebolla
1 morrón verde
1 morrón rojo
1 zuccini (o zapallito redondo)
1 berenjena
Perejil picado

Para hacer el relleno hay saltear todo con aceite de oliva por orden de dureza (así están puestos en la lista) bien salpimentados, una vez listo agregan el perejil picado!
 
Como toda tarta necesita un ligue para que coagule y no se les desparrame el relleno  por todos lados, y aquí lo que le pone onda a esta tarta: El ligue.

Ligue

150cc Crema de leche
80cc Leche
3 Huevos
50gs Queso parmesano rallado

Hay que batir todo bien y agregar el queso rallado.



Ahora el armado de la tarta y la cocción:

Estiran la masa en una tartera que no hace falta que este enmantecada porque la masa ya tiene suficiente, ponemos el relleno y por arriba vuelcan el ligue hasta cubrir.
Horno medio hasta que el ligue este doradito.





PD: Está torta hippie punk está dedicada a Meche,  mi maestra de tartas.




Comentarios

  1. A mi me encantan las tartas, son re solidarias!
    Tengo una más para probar. Gracias por la dedicatoria, Ani, re lindo!! aunque hayas mandado un "hippie" cerca de mi nombre jeje.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena idea!! Voy a empezar a hacer la masa yo mismita. Espero que la vagancia no se manifieste... jajaja
    Besos
    Carla

    ResponderEliminar
  3. Ani: me gustó la novedad de incluir la música on line, de este modo se capta mejor tu idea. Me gustó la propuesta de esta tarta, me das permiso para cambiar el perejil por tomillo y romero bien picaditos (es un gusto personal).

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres:

    Carli después quiero referencias de la tarta!
    Mario, muchas gracias, y obviamente tiene permiso, es más la próxima pruebo tu sugerencia.

    Abrazos.
    Ana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vuelvo a la cocina, como se vuelve siempre al amor

Cocinar siempre me hizo sentir libre, me dije  en un cuento. En un juego donde me desdoblo, combino y convivo.
Me alejo de mi en búsquedas impropias, el espejo tiene lo inevitable. Un temor como un tango, postales de nostalgia, sonrisas apretadas, listas otra vez.
Aquí estoy, un poquito más lejos de todas las que intenté ser y unos cuantos metros más cerca de todas esas voluntades que me tocan la puerta. Vuelvo una vez más, porque vuelvo una vez más a mi. A la nena que rindió un examen de dibujo con un cuento, a la mujer que compra una guitarra.
Vuelvo, en corazón, con corazón, como vuelve mi recuerdo al limonero, a las manos de mi abuela en el engrudo de la masa.
Vuelvo con todas las veces, las voces, los intentos. Aroma y sabor es armonía, como las que tejen las cuerdas de una guitarra, como las que enlazan la palabra o revuelven la cuchara.

Pastel de Papas vegetariano o cómo asistir a la coincidencia

Hacía días estaba tentada de pastel de papas, hurgaba en mi memoria ingredientes, recetas para adaptarlo a mi nueva realidad sin carne en la dieta. La idea que pisaba más fuerte era  hacer un guiso de lentejas y usarlo como relleno.

En el mientras tanto las coincidencias asistían a mis días. Una canción que subí la estaba ensayando un amigo con su banda, mi amor por una araña caricatura en el amor por una real entre otro contacto de mi amigo. Las coincidencias se amplificaban cada vez más. Los amigos son un poco esa coincidencia en el abrazo que un día te reinicia.

La casualidad o el accidente, a veces, es eso que no vemos por tener la cabeza demasiado ocupada en otra cosa y lo demás está ahí, tan dispuesto  a mostrarse como mis lentejas brotando en la heladera.
Porque al fin y al cabo estoy acá para transmitirles mi receta de pastel de papas y lentejas.

Como les contaba, las lentejas que había remojado brotaron, así que decidí condimentarlas con ají molido, pimentón, comino y ajo jun…

Budín de Cítricos y mermelada de frutas de estación

Es tiempo de cítricos, de manzanas y de peras. Entonces, toca comerlos, usarlos y buscar diversas maneras de conservarlos también.



Así que con la excusa de visitar a mis vecinos que están esperando su primer hijo, empecé a buscar recetas de budín de mandarinas. Ya tenía hecha un dulce de pera, mandarina y naranja con jengibre.
Lo hice a ojo, corté en cubos la pera y la manzana, exprimí la naranja, le saqué todo lo blanco a la cascara y la corté en tiritas y puse tres ruedas pequeñas de jengibre. Dejé macerando todo con azúcar unas dos horas y después al fugo hasta que redujo y tenía punto mermelada.

Para el budín, batí 3 huevos con una taza de azúcar orgánica, cuando estaba espumoso agregué el jugo de las naranjas y las cáscaras y licué (sino pueden agregar ralladura y seguir batiendo). Sumé 3/4 taz

a de aceite de coco (pueden usar otro aceite neutro) y dos tazas de harina integral con dos pizcas de bicarbonato de sodio y sal.

Aceité un budín y le puse cacao amargo en lugar de harina,…