jueves, 3 de septiembre de 2015

Pizza de polenta especiada



A Mona le gustan mucho las especias, o al menos mordisquear el tomillo y ciboullette del balcón.

A Zimba, un sobrino felino, dicen que lo calma Aristimuño.
Así que parece, que las almas felinas de la familia se imponen con su seductor misterio.
Mona, mi adorada gata ninja, te dedico esta cocina llena de aromas y calor y agradezco la paciencia de aceptar una hermana perra.
Flor Espinosa, mamá de Zimba, Gracias.










Polenta especiada

Todo el secreto radica en cómo hacer la polenta.
Por un lado hidratan una taza de polenta en una taza de agua fría, esto ayuda a que no se formen grumos.

Por otro lado llevan a hervor dos tazas de agua. En el agua ponen todas las especias que le gusten, frescas y secas.
Por ejemplo:
Tomillo
Menta
Cilanro
Oregano
Pimientas de todos colores
Romero
Ajo 

Una vez que tienen lista la polenta, la ponen en una placa para horno con aceite  o bien con papel manteca y la dejan enfriar.

Arriba le ponen pedacitos de queso, puede ser fresco, semi duro, sardo, todos! Un poco más de ajo. Y a horno medio!

Para terminar pueden ponerle tomates secos re hidratados.

Listo,  especias, polenta y almas felinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada